¿Por qué mi perro orina en casa? Posibles causas y qué puedo hacer

Es una pregunta muy común y que probablemente la mayoría de humanos que conviven con perros se han hecho alguna vez. Que un perro orine en casa es uno de los principales motivos de consulta en las clínicas veterinarias y en los profesionales del comportamiento.  Como veremos en este artículo, hay diferentes causas y es importante conocerlas para poder identificar qué le puede estar pasando a nuestro perro para que se haga pis en casa.

¿Cuáles son las causas de que mi perro orine en casa?

IMG-20210330-WA0018

Siempre hay un motivo. A veces puede ser una conducta normal, si se trata de cachorros o perros muy mayores, pero en la mayoría de los casos no lo es. A veces hacemos afirmaciones como: “mi perro orina en casa por fastidiarme”, “mi perro se mea por todos lados por venganza”, “mi perro se hace pis en casa para llamar mi atención”, “mi perro marca en casa porque es dominante”… Pero, ¿hasta qué punto es así?

 

Veamos las causas por las que un perro puede orinar en casa:

CACHORROS:

Un cachorro empieza a controlar los esfínteres a los 5 meses aproximadamente, por lo que hasta mínimo esa edad es completamente normal que orinen en casa (y pueden hacerlo por todos sitios, especialmente en los primeros 2 – 3 meses).

PERROS SENIORS (MAYORES):

Como pasa en humanos, a medida que vamos cumpliendo años pueden ser normales las pérdidas de orina. No siempre es así y la causa puede ser un problema médico. Por ejemplo, en perros ancianos existe lo que se conoce como síndrome de disfunción cognitiva (podríamos decir que es como el alzheimer en humanos) y, entre otros muchos síntomas, podemos ver que orinan en casa.

PROBLEMAS DE SALUD:

Hay muchas patologías que pueden provocar que un perro orine en casa. Algunas de ellas son:

  • Infección de orina
  • Incontinencia urinaria
  • Insuficiencia renal
  • Alteraciones hepáticas
  • Síndrome de Cushing
  • Diabetes
  • Piometra
  • Síndrome de disfunción cognitiva
  • Dolor…

 

Algunas de ellas provocan que el perro orine varias veces y en pequeñas cantidades, otras patologías hacen que el perro orine mucha cantidad de una sola vez… Sea como sea, lo importante es identificarlo lo antes posible para poder tratarlo de la forma adecuada.

CAUSAS EMOCIONALES O PROBLEMAS DE COMPORTAMIENTO:

Normalmente lo que llamamos “problemas” de conducta suelen estar relacionados con el estrés (ten en cuenta que el estrés es algo normal y necesario para vivir, pero a veces es demasiado intenso o se alarga demasiado en el tiempo).

Un perro puede mostrar dificultades para gestionar, a nivel emocional, algunas situaciones como quedarse solo, el saludo con perros o personas, los cambios de rutinas, los ruidos, etc. También pueden sufrir estrés por conflictos con sus referentes (que no haya una buena comunicación o que le riñan, por ejemplo) o con otros perros de la familia, o simplemente sobreexcitarse de emoción (por ejemplo miedo o alegría). Todo esto dispara en el organismo hormonas relacionadas con el estrés (entre otros cambios), lo que provoca mayor producción de orina, además de contracción de los músculos de la vejiga y, como consecuencia, pueden orinar en casa.

En caso de miedo extremo puede ocurrir lo contrario, se produce una parálisis de todos los músculos y los esfínteres se relajan, por lo que se puede escapar la orina e, incluso, las heces.

Por otro lado, no hay que olvidar que los perros usan la orina como forma de comunicación, por lo que ante ciertas situaciones pueden orinar simplemente para dejar su información a otro individuo.

Los «problemas de comportamiento» son un tema complejo, que afectan a la convivencia del día a día. Si quieres profundizar más en vuestra convivencia y conocer más a tu perro (y a ti mismo), te ayudamos con nuestro cuaderno gratuito “hacia una convivencia feliz junto a tu perro”.

CAUSAS HORMONALES:

Por ejemplo, la adolescencia (o lo que se conoce como etapa del despertar sexual) es una fase de cambios a todos los niveles y es común que pueda aparecer algún pis en el hogar.

Algunas hembras cuando entran en celo sienten la necesidad de orinar más veces y, en ocasiones, puede ocurrir dentro de casa. Los machos, si olfatean hembras en celo (las feromonas que éstas eliminan con la orina) pueden hacer algún marcaje (ten en cuenta que pueden olfatearlas a km de distancia). Estos pipis suelen aparecer de manera puntual, normalmente son pequeños y no suelen alargarse en el tiempo y, en el caso de los machos, la orina está localizada en superficies verticales.   

¿Qué puedo hacer si mi perro orina en casa?

Lo más importante es hacer un diagnóstico rápido. Sabiendo que en muchas ocasiones la causa es un problema de salud, lo primero que hay que hacer si encontramos un pis en casa es una visita al veterinario. Esto es especialmente importante si aparece “de repente” cuando nunca antes lo había hecho.

Una vez descartadas todas las patologías médicas, podemos consultar con un profesional del comportamiento (educador canino o etólog). Es necesario valorar si nuestro perro tiene todas sus necesidades cubiertas (no solo comida, agua, paseo de pis y caca y un lugar donde dormir, sino también contacto social de calidad, posibilidad de explorar libremente, realizar conductas que le gustan, descansar adecuadamente…), revisar si las rutinas son adecuadas, si siente miedo de algo, cómo es la comunicación con el resto de la familia, valorar sus niveles de estrés, etc. 

Con los cachorros, lo más importante es conseguir que se sientan seguros y que vayan aprendiendo a su ritmo. En sus primeros meses hay cosas más importantes que enseñarle a hacer pis en un empapador. Ten paciencia, a medida que crezca conseguirá controlar mejor los esfínteres y aprenderá a hacerlo en la calle. Identifica los momentos en los que va a hacer pis (tras comer o beber agua, al despertarse y tras un momento de juego) y llévalo a la zona en la que quieres que orine (en los primeros 3 meses nuestra recomendación es que no hagas nada, simplemente limpiar el pis).

Lo que nunca hay que hacer:

Reñir. No regañes a tu perro, sea cachorro o adulto. Piensa que orinar es algo fisiológico y a veces es difícil de controlar. Los perros no orinan en casa por venganza, por molestar, por llamar la atención o porque estén enfadados. Siempre hay una causa y hay que identificarla.

Limpia la orina con tranquilidad, sin dar demasiada importancia. Para eliminar bien el olor puedes usar productos enzimáticos, evitando siempre el uso de productos como lejía o amoniaco.

“Pero mi perro sabe que lo ha hecho mal, porque cuando llego a casa se esconde”. Si alguna vez has reñido a tu perro por orinar en casa, puede anticipar la presencia de orina con tu enfado, pero no sabrá que está haciendo algo mal (desde su punto de vista solo lo está haciendo por necesidad fisiológica). Los perros quieren evitar los conflictos con sus referentes por todos los medios, por lo que intentará mostrarse suave y te pondrá carita de pena para que suavices tu comunicación y ceses el enfado.

Escucha a tu perro, con su orina en casa algo te está comunicando.

Si te ha gustado puedes compartirlo

Share on facebook
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp

Más artículos