La educación caninambiental: algo más que educación canina

¿Qué es la educación caninambiental?

Un concepto global en el que mezclamos la educación canina y la educación ambiental. Una sola palabra para explicar todo lo que queremos aportarte a través de El Perro Limón. 

El perro y el humano, junto con el resto de especies con las que compartimos entorno, forman parte de un conjunto. Éste integra el total de seres vivos de un ecosistema, lo que técnicamente llamaríamos “biocenosis”. Todas las especies, incluida la humana, juegan un papel importante en el equilibrio de un ecosistema. Todas ellas interactúan, de forma directa o indirecta, entre unas y otras, por lo que conocerlas nos ayuda a entender el conjunto, su complejidad y el equilibrio que hay dentro de él, lo que nos ayuda a lograr una convivencia en armonía con cada una de ellas. 

Entrelazar estos tres factores (perro, humano y entorno) en equilibrio, es posible gracias a la educación caninambiental.

convivencia

Pero, ¿puede la educación caninambiental ayudarme con mi perro?

Sí, mejorar la convivencia con tu perro es uno de los objetivos de la educación caninambiental. No podemos olvidar que somos especies diferentes. Parece obvio, ¿verdad? Pero a veces se nos olvida e intentamos educar a los perros en base a la percepción y normas humanas, y ahí es donde pueden aparecer algunos conflictos en la convivencia.

Los perros pueden parecer sencillos (les enseñamos un «sienta», un «tumba», un «quieto» y un «ven» y lo tenemos todo), pero nada más lejos de la realidad. El perro es una especie compleja, con grandes habilidades sociocognitivas, que sienten las mismas emociones que los humanos, con un amplio repertorio de comunicación y que tienen mucho que enseñarnos. ¿Te atreves a conocer qué es un perro de verdad?

La relación entre los humanos y los perros es compleja y, en ocasiones, la convivencia puede ser más complicada de lo que esperábamos (dependiendo de las expectativas de cada uno). A través de la educación caninambiental, puedes adquirir las herramientas necesarias para mejorar la relación con tu perro a través del conocimiento, la comprensión, la empatía y el respeto.

¿Qué me aporta a mí la educación caninambiental?

La educación caninambiental no se olvida del humano.

Un factor importante en la relación con nuestros perros es tener en cuenta su bienestar, por supuesto, pero también el nuestro. Solo procurando nuestro bienestar, nos sentiremos realmente capaces de procurar el bienestar del resto de individuos con los que convivimos, sean perros, humanos o de cualquier otra especie. Y en este aspecto, el contacto con la naturaleza, las actividades al aire libre, explorar y descubrir el entorno que nos rodea (con nuestro perro o sin él), conocer quiénes somos y qué rol tenemos en este mundo, juegan un papel fundamental.

Salir de la rutina diaria, de las prisas, del estrés, de las exigencias… nos ayuda a conectar con nosotros mismos y, por supuesto, con nuestro perro. Nos ayuda a reconectar con el mundo al que pertenecemos y nos aporta, casi de manera inmediata, el bienestar que tanto nuestra mente como nuestro cuerpo necesitan.

Ya sea dentro de casa o durante los paseos en la ciudad, pueblo o campo, el conocimiento sobre nosotros mismos, sobre nuestro perro y sobre el resto de especies con las que compartimos entorno, nos aporta seguridad para tomar buenas decisiones en el día a día y así poder disfrutar junto a nuestro perro plenamente. Conocer sus necesidades, su comunicación, la influencia del entorno y nuestra relación con él, nos permitirá discernir lo que es un comportamiento normal de lo que no lo es, facilitándonos en muchas ocasiones la convivencia y, con ello, ser más felices.

En todo esto, y mucho más, se centra la educación caninambiental. Sin duda un término complejo, que todavía está en desarrollo y que iremos completando a medida que avance nuestro proyecto. De momento le hemos dedicado una sección en la web, en la que contamos un poco más sobre ella y cómo puede ayudarte con tu perro.

Observa, descubre lo que tienes a tu alrededor, reflexiona, aprende y, lo más importante, disfruta junto a tu perro. 

Si te ha gustado puedes compartirlo

Share on facebook
Share on pinterest
Share on email
Share on whatsapp

Más artículos